Breaking News
Loading...
08 abril, 2013

LA JUSTICIA ESTÁ ARRESTADA POR ORDEN DE LA AVARICIA1
Al sur, sí allá en el sur, donde el sol cae muerto, la “Política” la conocen por otros derroteros. No es una concepción antropológica trascendental lo que cambia su sentido, no es una cuestión teórica de eruditos lo que nos importa a nosotros. 
 
Una labradora no entiende de términos normativos de laboratorio, solamente encuentra su vientre desahuciado, sin posibilidades ni futuro. Ve las tierras cercadas y custodiadas por perros de camisa negra. Tampoco entendemos en mi mesa sobre vuestra historia, no acabamos de pensar como pasa el tiempo y no nos sorprendemos porque volvamos a lo que para tantos habría sido impensable.
 
Aquí en la “Omertá2” se encuentra, como nosotros, nuestra política desahuciada. Vivimos una tierra oligárquica y latifundista; aquí nadie exterminó a ningún rey. No pasamos el examen de la historia y cuando nos dimos cuenta, muchas normas no nos dejaban caminar en derredor. Atrapados, vimos inertes como la posibilidad se escurría lentamente, como el agua entre los dedos, como el tiempo y los gusanos. 
 
Vivíamos desahuciados, nadie escuchaba a nadie que no saliese por un canal de Televisión. Nadie leía a nadie que no escribiese una importante columna de opinión. Nuestra industria quedó en manos de unos pocos, y ya nadie tiene acceso a la libre información; le han puesto cadenas. Se llaman imprentas y barreras de inversión. 
1. EXTRECHINATO Y TÚ. Poesía Básica. Verso del tema-poema “Abrazado a la tristeza”. Un poquito para que disfruten lo realmente bueno, mientras leen lo mío: http://www.youtube.com/watch?v=73kFgshEMu4



2. “O ley del silencio es el código de honor siciliano que prohíbe informar sobre los delitos considerados asuntos que incumben a las personas implicadas”. Definición de: http://es.wikipedia.org/wiki/Omert%C3%A0


No somos capaces ni de darnos de comer. Dependemos de a quienes no le importamos. Hoy nos dimos cuenta de lo que significa la palabra libertad3.
Si. Nosotros fuimos libres una vez. Luego empezó eso de la seguridad, la unidad y la fuerza. Luego empezó eso del peligro y enemigos externos por doquier. Luego empezó eso del coste de oportunidad, del mal menor, los daños colaterales y los líderes, y a fin de término, sólo nos quedaba una opción posible.
Tanto España como Italia muestran unas economías languidecientes, inoperantes y especializadas en sectores que claman la dependencia del exterior: el turismo, la construcción, la gastronomía, la moda o el automovilismo. 
 
Il fascismo si è presentato come l’antipartito, ha aperto le porte a tutti i candidati, ha dato modo a una moltitudine incomposta di coprire con una vernice di idealità politiche vaghe e nebulose lo straripare selvaggio delle passioni, degli odi, dei desideri. Il fascismo è divenuto così un fatto di costume, si è identificato con la psicologia antisociale di alcuni strati del popolo italiano, non modificati ancora da una tradizione nuova, dalla scuola, dalla convivenza in uno Stato bene ordinato e amministrato4”.
Antonio Gramsci, L’Ordine Nuovo, 26 aprile 19215
 
3. Nada más lejos del “libre albedrío” tal como se define en Derecho Penal para tener en cuenta la imputabilidad de un reo. “Libre Albedrío” como la posibilidad de tomar otra opción, como la posibilidad real y efectiva de elegir otra opción de actuación. 

4. “El fascismo se ha presentado como el anti-partido. Ha acogido a cualquier candidato, ha permitido que una multitud descompuesta cubriese, por medio de una fachada de ideales políticos vagos y obscuros, el desbordamiento salvaje de las pasiones, de los odios y de los deseos. El fascismo, por lo tanto, se ha convertido en una cuestión de costumbre y se ha identificado con la psicología antisocial de unos estratos del pueblo italiano que aún no han sido modificados por una tradición nueva, por la escuela y por la convivencia en un Estado apropiadamente mandado y administrado”. Traducción de Alessio Ghirlanda”.




Con estas duras palabras era descrito el adalid del fascismo italiano hace ya noventa años. Bonito prisma, bonita perspectiva que desgrana en menos de un artículo el cariz de los tiempos que corren. Pero corramos por los mares mediterráneos y por las cabezas de sus habitantes a ver que nos encontramos estos días.
Hoy nos encontramos unos países divididos, entre la ciudadanía y los olvidados6.
Hoy nos encontramos territorios diferentes bajo las mismas banderas, sin solidaridad, ni empatía. La heterogeneidad territorial7 de la riqueza no hace más que agravar la incomprensión entre los ciudadanos y quienes hace tiempo se resignaron a huir de la nada, como ocurría en el reino de Fantasía. La incompresión interpersonal e interterritorial están a la orden del día.
Hoy encontramos inseguridad en el exterior8, como antaño, y docilidad en nuestros estandartes políticos, como siempre. Hoy encontramos grandes poderes de influencia que dejan atrás la importancia de la “Omertá” pura y al estilo clásico Siciliano. Lejos de pretender restar peso al poder de la “sociedad civil” italiana, de la que se predica imprescindible su apoyo para tener opción política en la península romana, ya hay voces que se atreven a extrapolar el silencio familiar y de “petit comité” a otros ámbitos de la actividad político-económica.




  
De lo contrario, no entraría en mi cabeza la magnífica gestión de la energía que han llevado a cabo los “diferentes” gobiernos en España9 y tampoco los fichajes estrella de socialistas empedernidas10 o antiguos y grandes “Señores Presidentes”11.
Y es esta transparencia de boquilla lo que hace incrementar la desacepción política en cada uno de nosotros, como indican tantos estudios12.
A muchos ya no les valen los juegos democráticos comiciales, arbitrados por distorsionadas leyes electorales13 para hacer viable la gobernabilidad del país. Y el peligro viene cuando nos da por despertar del sueño y asomar la cabeza por la madriguera del conejo para ver la realidad. 
 



12. ¿Democracia sigilosa en España? Preferencias de la ciudadanía española sobre las formas de decisión política y sus factores explicativos. Centro de investigaciones sociológicas. “Opiniones y Actitudes nº 71”, Septiembre de 2012. Joan Font (IESA, CSIC) Clemente Navarro (CSPL, UPO) Magdalena Wojcieszak (IE Universidad) Pau Alarcón (IESA, CSIC).
13. La “PORCELLUM”. Aparentemos pluralidad de fuentes informativas, carajo: http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/internacional/cerdada-sistema-electoral-italiano-20130225.


Cuando esto ocurre, ni siquiera un país caracterizado por la pantomima de unos “Mass Media” oligopólicos, caracterizado por la pantomima de unos servicios básicos oligopólicos, caracterizado por la pantomima de espectáculos futbolísticos diarios, evita de pleno la ingobernabilidad15.
Y es que no necesitamos una ley que por medio de distorsiones haga “gobernables” realidades inconmensurables como defendía el amigo Rousseau. Lo que realmente necesitaríamos es una red de contrapoderes que hiciese conciliable al humano con el poder, sin caer por ello en demagogias, juegos políticos, estafas, corruptelas, intereses ilegítimos…
De lo contrario siempre nos perseguirá el fantasma de la posible antidemocracia. Aunque como arma política para descalificar los movimientos sociales insurreccionales, que hartos de tanta Verdad Oficial y de tantos vacuos protocolos políticos claman decencia, sea implacable y letal.
Por eso quiero presentarles hoy al magnífico Beppe Grillo. Para quien no esté al corriente, Beppe Grillo es el líder de M5S y así se reserva los derechos sobre éste en el artículo 3 de su “No-Estatuto”16.



Llegados a este punto, convendría comenzáramos a comparar las observaciones de los genios, con las que humildemente podamos hacer nosotros, simples mortales.
No es el impulso que el oprobio democrático ha despertado por sí sólo, creando aspiraciones de una política mejor, más participativa y deliberativa, la pretensión de exigir una democracia sustantiva para muchos; la necesidad de acabar con la institucionalización de la política como oficio para otros.
El problema es que de la “Antipolítica” y “Anarco-capitalismo” completamente opuestos apriorísticamente, son separados por una frontera tenue y obnubilada, como el amor y el odio. Fácil es, para un hombre acostumbrado al contacto con las muchedumbres enardecidas por rabia o por gracia, adaptar el discurso para cada tipo de oyente que sea sabido. Sobre todo, en un país en donde el electorado está sesgado por la latitud de sus territorios.
No seré yo quien rechace frontalmente las posibilidades que un movimiento social de tal calibre brinda, aunque sólo sea como país vecino y observador. No seré yo quien se adelante a los acontecimientos para tildar de fascista al líder de un pueblo ignorado por tanto tiempo. Pero sí quien advierta de los peligros de declarar tales preceptos como parte de una ideología política. Nos parece evidente lo que necesita nuestra prima “política” para poder volver a respirar por sí sola:
  • Dejar a un lado la pseudodialéctica (izquierda-derecha) después de tantos siglos de confrontaciones.
  • La necesidad de introducir algunas trazas de moralidad que hoy brillan por su ausencia en el juego social.
  • Clamar por la eficiencia; contra las barreras y trámites burocráticos.
  • Conseguir una economía autónoma, para poseer esa libertad, tal como definíamos antes.
  • Acabar con el clientelismo político, mediante los controles y contrapoderes antes mencionados.   
Pero caer o dejarse caer en los extremos de una persecución política personalizada, de una nación autárquica y libre, de una ley de inmigración anacrónica e injusta, es más fácil o tentador de lo que parece.
En las manos del magno Grillo queda la alternativa entre la reestructuración de un país que necesita ser estructurado, el caos nacional de la ingobernabilidad, o tomar el control sibilinamente desde una posición de oposición mayoritaria.
¿Por qué una posición de oposición mayoritaria? Simplemente responde a la mejor posición política concebible: La suficiente relevancia mediática para ser escuchado, libre de toda cuerda, contradicción y barro que supone el gobierno político, máxime cuando tu ascenso al poder se basa en la acérrima crítica, la ausencia de programa concreto, con únicamente valores como elemento aglutinador.
Simplemente el tiempo dirá si las expulsiones18 de Beppe Grillo son fundadas y sus intenciones buenas. O si detrás del liderazgo político que reverbera desde el siglo XX se esconden las intenciones y terribles consecuencias de una ciencia demasiado desarrollada para los contrapoderes que ella misma debería haber erigido.
Pero hablando un poco de todo, y dando a cada uno lo que se merece, España no cayó fuera del cesto del peligro del in-gobierno, de la anti-política y de la reforma institucional.
Por un lado, el auge de neo-nacionalismos burdos y baratos, que imitan el modelo de expansión griego de amanecer dorado19 y, por otro, el de partidos serios reformadores y centristas, que atacan el institucionalizado Turnismo español. Aunque no necesariamente con miras hacia una pluralidad política. 

  


Es posible que a ellos les vaya más una plutocracia construida en base a echar balones fuera hacia el ámbito europeo, como se viene haciendo desde cualquier intervención parlamentaria que no sea minoritaria y despreciada.
¿En qué basarnos a la hora de afirmar la sinuosidad de Rosa Díez?
Del mismo modo que el cómico italiano, Rosa Díez trata de situarse en el medio de una sociedad dividida desde largo. Simplemente, de nuevo el reclamo por una democracia transparente, de nuevo el olvido de temas de la izquierda clásica20, y de nuevo los casos de corrupción21 que asolan a la organización, incluso desde su fundación. 



A pesar de todo las diferencias entre España e Italia han de existir. Del mismo modo que el poder coactivo allá se reparte a la par que el económico, acá la influencia política no va más allá del segundo. Los proyectos políticos han de tener en cuenta la influencia de las élites españolas sobre resto de la población. Quizá así podríamos explicar el afán reformista de la coalición magenta que prioriza por todo lo demás.
El afán reformista del estado autonómico de carácter centralizador; el afán reformista de la ley electoral, el afán reformista de la ley de educación, el afán reformista del Estado del Bienestar. El afán reformista, que desde la oposición, una vez más se configura como la estrategia fácil para medrar y seguir creciendo. Pero es evidente, hacia donde se encaminarán esas reformas si llegasen a tomar el control del timón.
Nos encontramos ante la falta de libertad, por la falta de posibilidad. Pero esta vez, no parece que sea algo que preocupe demasiado al populismo castellano.
Debe ser porque, en el caso español, sectores más críticos de la izquierda ya cargaron contra ese europeísmo que cabalga hacia el neo-feudalismo, como dijo Alberto Garzón.
Del mismo modo que en Italia no cabe más que esperar, y seguir esperando, a ver las actuaciones que pronto vendrán. Aunque en mi caso, al tenerlo más cerca, lo tengo más claro. Una vez más la historia, y esta vez a nivel nacional, nos arroja terroríficos paralelismos entre lo que en su día fue una dictadura22:
<<Españoles: ha llegado para nosotros el momento, más temido que esperado, (...) de recoger las ansias, de atender el clamoroso requerimiento de cuantos, amando a la patria, no ven para ella otra salvación que libertarla de los profesionales de la política, de los que, por una u otra razón, nos ofrecen el cuadro de desdichas e inmoralidades que empezaron el año 98 y amenazan a España con un próximo fin trágico y deshonroso. La tupida red de la política de concupiscencia ha cogido en sus mallas, secuestrándola, hasta la voluntad real …>>
… Y lo que a día de hoy se nos viene a presentar como la regeneración de la Democracia.
Sólo me pregunto si llegado el momento, también hoy excusaremos a la casta real o si de una vez por todas, alguien decidirá que llegó el momento de dejar atrás a la propia historia.
¡Una pena! No logre encontrar, tras rastrear, un pequeño artículo que desnudaba los escándalos sobre la financiación fundacional de Rosa Díez a través de asociaciones, nutridas directamente con fondos de la trama Bárcenas.
No pasando más allá de la mera especulación y posibilidad, aunque a veces internet da verdaderas sorpresas23
 




Alí-Tebelín

0 comentarios:

Publicar un comentario